domingo, 31 de octubre de 2010

"¿POR QUÉ?", Mayte Dalianegra

¿Por qué el ayer no nos conforta cuando el beso
enarbola la enseña de la tibieza?
Inquirió la reina Dido a su bien amado Eneas.

¿Por qué la luna se derrama en el azogue de mis versos,
si late en mí la adamantina esperanza de lo eterno?
Interpelo yo, no como la legendaria Elisa,
sino como mies segada antes de la madurez del grano.

¿Por qué tu sonrisa se confunde con la mía
cuando tus ojos encuentran, ávidos, mi lacrimosa mirada?
¿Por qué transmutas mi quebranto en regocijo
cuando el redoble de tus palabras reverbera embotando mis tímpanos?

Yo te lo diré, te lo diré con trova de sirena silenciada por la calma,
con vuelo de libélula trocado en acendrado crisantemo,
con mis manos, que originan tornados entre tu erizado vello,
con mi boca, que se anega acopiando tu saliva en un océano.

Yo te lo diré, te lo diré con saetas inflamadas en pavesas,
te hablaré del satinado rocío que impregna mis ingles núbiles
cuando tus dedos de fauno exploran mis más ocultos senderos,
cuando tu  lengua sinuosa se interna en mi epicentro.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "El despertar de Psique", Gillaume Seignac, (1870 - 1924)..

Safe Creative #1010217630982

sábado, 30 de octubre de 2010

"TE VI PARTIR...", Mayte Dalianegra


Como Circe viera partir a Odiseo rumbo a su ansiada Ítaca,
así te vi partir, en la afilada arista de la medianoche,
desde una excelsa baranda custodiada por Selene,
y el alma, ya nudo gordiano, se me aherrojó a la laringe.

Tremolaba entonces tu diestra como carnal oriflama,
preñándome el corazón  con el dulce y untuoso esperma de tu amor.

Ahora, en el ábaco infinito del horizonte,
vislumbro el árido vacío que tu ausencia me lega,
nacen en mí inagotables mares muertos de lágrimas
cultivando una infructuosa cosecha sobre surcos de sal.
¡Ni la Cartago destruida atisbara tan gran espectro en ruinas!

La nostalgia me disuelve las vísceras
que fueron tu feudo durante unas horas,
para evocar tu nombre y tu figura,
para lamer el aire que respiras,
para postrarme ante el rastro impreciso de tu sombra
y beber de ella con la sed secular de un camélido
tras una sofocante travesía por baldías dunas,
deleitándome, con su acre sabor a recuerdo,
en la infinita prodigalidad del alba.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Circe offering the cup to Ulysses”, (Circe ofreciendo la copa a Ulises), 1891, John William Waterhouse.  Colección Andrew Llyod Weber.
Safe Creative #1010137569942

jueves, 28 de octubre de 2010

"AMANTE", Mayte Dalianegra

Amante de piel de cobre con ojos de turmalina,
ufana te aguardaré sobre un tálamo hecho de estrellas,
y tomaré tu cadera para beberme la aurora
con las ansias de mi nuca, con sorbos como saetas
devoraré de tu vástago esa turgencia encendida.

Soportará los embates mi bermeja rosaleda,
de ese mar embravecido que te late entre los muslos,
emergiendo las violentas erupciones de sulfuro,
galopando mil corceles sobre efervescente espuma.

De que llegue ya ese día sedienta espera la noche,
tejiendo mis esperanzas con inflamadas pavesas,
dilatándome los poros con la fuerza de la vida,
amarrándome las manos al caudal de tu saliva.

Hombre de salitre y yodo, macho de candela pura,
cobíjate entre mis pechos de nieve y madura fruta,
bizarro amante de fuego, ¡querido como ninguno!

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Askell”, 2008, Kiéra Malone.

Safe Creative #1010027485475

"DE AMOR Y DE MUERTE", Mayte Dalianegra

Fenece Isolda en el agudo trino de una diva,
bajo el plúmbeo telón de la nostalgia,
y en bambalinas, mueren de súbito,
las bailarinas que Degas un día pintara;
el color de sus pasteles delicados
tiñe de sangre zapatillas y tutúes,
se extingue el Céfiro que Botticelli retratara
y la primavera comparte féretro con Venus Urania.

Llega la luna perfumada de tinieblas,
no halla consuelo Tristán en la alborada
y la vida se evade de sus arterias.

El fauno de Debussy no despierta de su siesta,
el verano se aboca en un diluvio de tormentas,
Mallarmé grita enojado asustando a las ninfas
y Baco alza el grial en el funeral de Ofelia.

Sigfrido perece en vano sin saber aún el porqué,
dormida yace Julieta, vela su sueño Lady Macbeth,
un grillo canta en la noche mientras, despierta,
recuerdo que ayer mismo me juraste amor eterno.

Hoy sigo viva,
hoy late íntegro el corazón que a ti te ofrendo,
hoy lucha mi alma, enfebrecida,
para no dejarme aniquilar por el lamento.

Vive conmigo hasta que el dios del Averno
nos cumpla el plazo prometido para abandonar el Séptimo Cielo.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Bailarinas de rosa en los bastidores”, Edgar Degas, (1834 – 1917).

Safe Creative #1010177599206

miércoles, 27 de octubre de 2010

"SILENCIO", Mayte Dalianegra

Hoy mi voz se engalana con el moho del silencio,
de ese pesar oscuro que desgarra,
que revienta las entrañas.

Supe, tarde, pero supe,
que la flauta que nacía en mi garganta
emitía la irritante salmodia de las sirenas,
de aquellas maléficas criaturas
que, con su canto, las naves en las rocas encallaban.

Decidí entonces mutar por tristeza mi natural alegría,
orlar de negros crespones mi sonrisa,
ornar de lágrimas mi otrora centelleante mirada,
gozar de la eterna compañía de la nada…

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Ulysses and the Sirens”, (Ulises y las sirenas), 1910, Herbert Draper.

Safe Creative #1010157586080

"SIN TI NO SOY NADA", Amaral.

En el año 2002, el dúo zaragozano "Amaral", formado por la vocalista y compositora Eva Amaral y por Juan Aguirre, también compositor y guitarrista, lanzó, como primer single, este tema, "Sin ti no soy nada", perteneciente a su galardonado álbum "Estrella de mar". 

Ahora se lo dedico al amor de mis amores, que a veces, tanto sufrimiento me causa y otras, me colma de felicidad...Así es el amor, cuando es intenso...

martes, 26 de octubre de 2010

"EL AMOR", Gibrán Jalil Gibrán.

Y él alzó su cabeza, miró a la gente
y la quietud descendió sobre todos.
Entonces, con fuerte voz dijo:

Cuando el amor os llame, seguidle.
Aunque su camino sea duro y penoso.
Y entregaos a sus alas que os envuelven.
Aunque la espada escondida entre ellas os hiera.
Y creed en él cuando os hable.
Aunque su voz aplaste vuestros sueños,
como hace el viento del norte,
el viento que arrasa los jardines.
Porque, así como el amor os da gloria,
así os crucifica.
Así como os da abundancia, así os poda.
Así como se remonta a lo más alto
y acaricia vuestras ramas más débiles,
que se estremecen bajo el sol,
así llegará hasta vuestras raíces
y las sacudirá en un abrazo con tierra.
Como a gavillas de trigo
él os une a vosotros mismos.
Os desgarra para desnudamos.
Os cierne, para libraros de los pliegues
que cubren vuestra figura.
Os pulveriza hasta volveros blancos.
Os amasa, para que lo dócil y lo flexible
renazca de vuestra dureza.
Y os destina luego a su fuego sagrado,
para que podáis ser sagrado pan
en la sagrada fiesta de Dios.

Todo esto hará el amor en vosotros
para acercaros al conocimiento de vuestro corazón
y convertiros por ese conocimiento
en fragmento del corazón de la Vida.
Pero si vuestro miedo
os hace buscar solamente la paz
y el placer del amor,
entonces sería mejor
que cubrierais vuestra desnudez
y os alejarais de sus umbrales
hacia un mundo sin primavera
donde reiréis,
pero no con toda vuestra risa,
y lloraréis,
pero no con todas vuestras lágrimas.

El amor no da más que de sí mismo
y no torna nada más que de sí mismo.
El amor no posee ni es poseído.
Porque el amor es todo para el amor.
Cuando améis no digáis:
"Dios está en mi corazón",
sino más bien:
"Yo estoy en el corazón de Dios".
Y no penséis en dirigir el curso del amor
porque será él,
si os halla dignos,
quien dirija vuestro curso.
El amor no tiene otro deseo
que el de realizarse.

Pero si amáis
y no podéis evitar tener deseos,
que vuestros deseos sean estos:
fundirse y ser como el arroyo,
que murmura su melodía en la noche;
saber del dolor del exceso de ternura;
ser herido
por nuestro propio conocimiento del amor;
sangrar voluntaria y alegremente.

Gibrán Jalil Gibrán.

Pintura: "Song of love", (Canción de amor), 1877, Edward Burne-Jones. 

sábado, 23 de octubre de 2010

"MADRIGAL POR MEDUSA", Gilberto Owen.

No me sueltes los ojos astillados,
se me dispersarían sin la cárcel
de hallar tu mano al rehuir tu frente,
dispersos en la prisa de salvarme.

Embelesado el pulso, como noche
feliz cuyos minutos no contamos,
que es noche nada más, amor dormido,
dolor bisiesto emparedado en años.

Cante el pez sitibundo, preso en redes
de algas en tus cabellos serpentinos,
pero su voz se hiele en tu garganta
y no rompa ni muerte con su grito.

Déjame así, de estatua de mí mismo,
la cabeza que no corté, en la mano,
la espada sin honor, perdido todo
lo que gané, menos el gesto huraño.

Gilberto Owen.

Pintura: "Testa di Medusa", (La cabeza de Medusa), 1597, Michelangelo Merisi da Caravaggio, Galería Uffizi, Florencia, Italia.

viernes, 22 de octubre de 2010

MIS POETAS FAVORITOS... Gilberto Owen.

Gilberto Owen, (1904-1952). Fue un novelista y poeta mexicano, originario de Rosario, Sinaloa. Ocupó cargos diplomáticos diversos. Fue autor de "Desvelo" (1923), editado de manera póstuma. "La llama fría" (1925), "Novela como nube" (1926), "Línea" (1930) y "Perseo vencido" (1948). 

Nació el 13 de mayo de 1904 en el pueblo sinaloense de Rosario, de donde partió, con su madre, Margarita Estrada, y su media hermana, a Toluca, capital del Estado de México. Tras estudiar en el Instituto Científico y Literario de esta ciudad, se trasladó a México para continuar sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria mientras trabajaba en la oficina de la presidencia. En las aulas preparatorias conoció a Jorge Cuesta y juntos frecuentaron los círculos literarios de la capital, principalmente el de Enrique González Martínez, al lado de otros jóvenes escritores como Xavier Villaurrutia, Salvador Novo y Jaime Torres Bodet. Bajo la influencia simbolista de González Martínez y Juan Ramón Jiménez, Owen y Villaurrutia escribieron sus primeros libros de poemas --"Desvelo" y "Reflejos", respectivamente-- y durante los años veinte participaron en la renovación de la poesía mexicana como colaboradores de la revista "La Falange" --que dirigía Torres Bodet--, "Ulises" y la que dio nombre y directriz a su grupo, "Contemporáneos" (1928-1931) [vid. Los contemporáneos], dirigida por el propio Torres Bodet y Bernardo Ortiz de Montellano. En 1925 Owen escribió "La llama fría", publicada en el diario El Universal, la primera de las novelas líricas con las que el grupo experimentó la prosa poética, en un franco desafío a la estética realista que comenzaba a imponer la novela de la Revolución mexicana.

Con Novo, Celestino Gorostiza, Villaurrutia y los pintores Manuel Rodríguez Lozano y Carlos Lazo, fundó --al amparo económico de Antonieta Rivas Mercado-- el Teatro Ulises, en el cual tradujo, dirigió y actuó obras de autores europeos modernos en un afán de divulgar la estética vanguardista con la que estaban comprometidos. Luego de publicar "Novela como nube", en 1928 marchó a Nueva York como escribiente de la embajada mexicana, y se relacionó con la vanguardia europea y latinoamericana residente en esa ciudad, como Federico García Lorca. Escribió un guion de cine para su amigo el cineasta Emilio Amero y recuperó los poemas cubistas que conforman "Línea", que había desechado a su salida de México y que Alfonso Reyes le publicó en Buenos Aires, al lado de obras de Macedonio Fernández y Jorge Luis Borges. Viajó por Canadá y sirvió en los consulados de Detroit y Filadelfia antes de ser enviado a Perú.

En ese país Owen conoció a Luis Alberto Sánchez y comenzó a interesarse por la estética marxista, que abandonó más tarde sin publicar nada de sus búsquedas, para regresar a la estética vanguardista. Se sabe que existió el proyecto de publicar un libro conjunto con Martín Adán, titulado según se sabe "Dos poemas de odio", pero no se llevó a cabo. En 1931 participó en las jornadas electorales a favor del APRA, que terminaron con el encarcelamiento de Haya de la Torre y la represión de Trujillo. Para alejarlo de la política peruana, el gobierno mexicano lo mandó a Guayaquil, Ecuador, en 1932, con la misión de abrir un consulado. Pero una vez ahí, no solamente recibió a los apristas exiliados, sino que se hizo amigo de Benjamín Carrión, el líder del naciente Partido Socialista Ecuatoriano y fue separado del servicio exterior por intervenir en la política de un país extranjero. Con sus propios medios y ayudado por sus amigos, marchó a Colombia, donde trabajó como maestro y periodista, y continuó involucrado en la política y en la vida cultural.

Alejado del APRA y de las ideas marxistas, en 1935 se casó con Cecilia Salazar Roldán, hija del general conservador Víctor Manuel Salazar, pero su matrimonio duró muy poco. Trabó amistad con poetas y pintores colombianos, como Aurelio Arturo y Fernando Charry Lara, quien lo recuerda dedicado a traducir cables periodísticos y a esparcir su conocimiento de la literatura inglesa. En 1942, regresó a México, en donde era un desconocido debido a su larga ausencia y a su escasa obra. Reintegrado al servicio exterior, fue cónsul en Filadelfia donde falleció en 1952. Tenía 48 años y estaba ciego debido a su larga adicción al alcohol.

Publicada en 1948 en una edición muy limitada de su obra mayor, "Perseo vencido" llamó la atención de la crítica muchos años después, gracias al interés de ensayos de Tomás Segovia y al trabajo de Josefina Procopio. En 1953 la Universidad Nacional Autónoma de México editó "Poesía y prosa", en ese momento la más completa edición de su obra, preparada por Procopio bajo supervisión de Owen, quien murió poco antes de su publicación. En 1979 el Fondo de Cultura Económica lanzó sus Obras, edición basada en la de 1953, pero con agregados y modificaciones. Desde entonces Owen es considerado uno de los poetas mexicanos más importantes de los años treinta y los estudios sobre su obra se han multiplicado.

jueves, 21 de octubre de 2010

"CUATRO ESTACIONES", Mayte Dalianegra

Como la abierta corola
de una peonia rosada,
así medra este amor,
que con tierno mimo injerto,
entre cientos de ciruelos
florecidos en invierno.

Esos frutos nacerán,
y endulzarán
nuestras nieves,
y darán paso a otras mieles
más sabrosas,
de un gusto a oscura melaza,
que se fundirá en las bocas
de quienes tanto se aman.

Llegarán las primaveras
floridas entre naranjos,
y de aroma a azahares
se renovarán las calles.

Y pasearemos del brazo
bajo el sol mediterráneo,
con cerezas en las manos,
mientras se enciende el verano,
con lágrimas en los ojos
por habernos encontrado.

Y esta vez en el otoño,
cuando las hojas se muden,
como mudan las culebras
el metal de sus escamas,
nos robaremos un beso
a la sombra de un castaño.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "Primavera", Sergei Chaplygin.

Safe Creative #1009287455724

"NACISTEIS JUNTOS", Gibrán Jalil Gibrán.

Nacisteis juntos y juntos
permanecéis para siempre.
Estaréis juntos cuando las blancas
alas de la muerte esparzan vuestros días.

Y también en la memoria silenciosa
de Dios estaréis juntos.
Pero dejad que los vientos del cielo
libren sus danzas entre vosotros.
Amaos el uno al otro, pero no hagáis
del amor una atadura.

Que sea, más bien;
un mar movible entre las
orillas de vuestras almas.

Llenaos uno al otro vuestras copas,
pero no bebáis de una sola copa.

Daos el uno al otro de vuestro pan,
pero no comáis del mismo trozo.

Cantad y bailad juntos y estad alegres,
pero que cada uno de vosotros
sea independiente.

Las cuerdas de un laúd están solas,
aunque tiemblen con la misma música.

Dad vuestro corazón pero no para que
vuestro compañero se adueñe de él.

Porque sólo la mano de la vida
puede contener los corazones.
Y permaneced juntos,
pero no demasiado juntos.

Porque los pilares sostienen el templo,
pero están separados.
Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés
ni el ciprés bajo la del roble.

Gibrán Jalil Gibrán.

Pintura: "Los hijos son flechas vivas", Gibrán Jalil Gibrán, (1883 - 1931).

miércoles, 20 de octubre de 2010

"SONABA UN TANGO DE GARDEL...", Mayte Dalianegra

Sonaba un tango de Gardel
en la gramola del destino.

Bajo las sienes nevadas por el tiempo
retornan los ojos que vieron florecer
el amor que nos tuvimos, el amor que nos tenemos,
aquél que nunca habremos de perder.

Musita, pesaroso, un errante bandoneón,
entre los serpenteantes nimbos que hilvanan tus cigarrillos,
humo plomizo con áspero sabor a absenta,
noches quebradas por el eco de un tacón.

Vuelve la frente sobre el paso de la vida,
marchita y argéntea,
oteando en las sombras de un ayer que lo fue todo,
de un hoy que apenas es nada,
de un mañana que vendrá rasgándonos la mirada,
deteniendo nuestros sueños sobre barcos de papel.

Y volver y volver,
apurando la verde corola de una copa,
libando la savia de la amarga cicuta que acendra en nuestros labios,
brindando por un futuro que nunca será nuestro,
fundiendo los brazos en un crisol de fortunas
asidos a la promesa esperanzada del recuerdo,
girando, como derviches, en el eje mismo del universo.

Sonaba un tango de Gardel
tras el desvaído reflejo del otoño…

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Provocation”, (Provocación), 2008, Hamish Blakely.

Safe Creative #1010157585823

"DE GARDEL", Juan Carlos Lamadrid.

Fama de Carlos Gardel
toda de hombre y guitarra,
melancolía de estaños
y perfumada de paicas.

Fama de adiós, fama, sola,
 cantata de rompe y raja
y milagroso coraje
carpeteando en la garganta.

Estaba en la mirada de la vida
y en el ropaje de las populares,
en el floreo varón de los porteños
y en el combate de los desolados;
solo, con esa pinta brava de compadre
balanceando en los tacos militares
y barajando el chamuyar lunfardo
de cafiolos, de gratas y de rantes.
Y todo ello con delicadeza,
porque su voz nació para cantar
al hombre solo y vertical del Tango.

El, como todo hombre,
devoró lo que amaba.

Fue en la Ciudad recién llegada,
de flor corralonero y de pescante
guarnecida de cintas con un bordado taura
y el último caudillo que revoleava el poncho
sobre la guitarra de Gabino.
Entonces todo era la vida de cantar
y de arrancar una pasión de sangre sumergida,
de arrabales, ajenjos y cuchillos;
una furia de machos y de hembras
hacia el sexo fatal de los silencios.
Quién sabe por qué mítica bravura
o por qué extraña ausencia imaginada.

Pinta de Carlos Gardel,
lengue y lunar, pinta brava,
taquero compás de sombras
canyengueando por el alma.

Para que sueñe el otario
y se embalurde este rana,
vienen terciando los fueyes
un tango de puñaladas.

Los barrios abren su claves profundo
y en los bulines de la madrugada
un agua fresca canta su hermandad de los pobres.
Así llega la otaria que yuga por el bajo y trae una fatiga desde fondos ardientes
y un mal olor de idiotas bebedores de gas.
Un zapato aburrido lanza su ojal al mundo
y es una mueca con sudor de seda,
¡pobre mina que zapa en la función de ratas
para este fioca de pañuelos pardos
que nunca ha de jugarse en un jotraba de hombres
allí donde la vida es una luna rota
o un hilo de silencio deslizando ganzúas
de renuncia y coraje!.

Así era tango y sangre
tu pasión de cantar amaneciendo con
los lugares donde el hombre es apenas
una mueca robada a la grandeza.

Tiempo de Carlos Gardel, redimida
luz de fango, carpusa de grata viejo
amurado en un estaño.
Me va faltando la vida
para cantarte, muchacho,
eternizado en la trampa
milagrosa de los tangos.

Juan Carlos Lamadrid, ("Hombre sumado", 1958).

Pintura de Hamish Blakely.

viernes, 15 de octubre de 2010

"ERES MI TODO", Mayte Dalianegra

Eres mis ojos,
derramando un firmamento azulado y límpido,
exento de algodonados nimbos,
cuajado de palpitantes estrellas.

Eres mis oídos,
descargando el estrépito de la tormenta
sobre una sinfonía de cítaras y clavecines,
de laúdes y vetustas violas de gamba.

Eres mi nariz,
percibiendo el aroma de las madreselvas
que anidan en la médula de los caducifolios bosques
poblados por la herrumbre del tiempo.

Eres mi boca,
catando el sudor salobre
que delinea tus músculos tensos,
dispuestos para el fragor de una batalla de espasmos.

Eres mis manos,
acariciando tus voluptuosas formas de macho,
aquéllas que palpan la esponjosa materia
de la que están confeccionados los cometas.

Eres mis cinco sentidos,
el sedimento primigenio que originó el cosmos,
el sustrato que alimenta una irreductible estirpe de dragones,
eres, en definitiva: ¡mi todo!

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Even”, (“Par”), 2007, Angela Fraleigh.

Safe Creative #1010097537975

"EN BOCA CERRADA", (" Á boca fechada"), José Saramago.

No diré:
que el silencio me sofoca y me amordaza.
Callado estoy, callado quedaré,
ya que la lengua que hablo es de otra raza.

Las palabras consumidas se acumulan,
se contienen, cisterna de aguas extinguidas,
penas ácidas en limos transformadas,
fondo vaciado con raíces torcidas.

No diré:
que ni siquiera el esfuerzo de decirlas merecen,
palabras que no digan lo que sé
en este retiro en que no me conocen.

Ni sólo lodos se arrastran, ni sólo limos,
ni sólo animales flotan, muertos, miedos,
turgentes frutos en racimos entretejidos,
en el negro pozo desde donde suben dedos.

Sólo diré,
crispadamente recogido y mudo,
que el que se calla cuando me callé
no podrá morir sin decirlo todo.

José Saramago.
"Os poemas possíveis", 1981.

Pintura: "Quo Vadis", Sándorfi Itsván, (Etienne Sándorfi).

martes, 12 de octubre de 2010

"TU NOMBRE DE HOMBRE", Mayte Dalianegra


Camino sola, triste,
triste y sola por calles desiertas,
grises, desprovistas de toda vida;
y entonces atino a pronunciar tu nombre,
tu nombre de hombre,
ese nombre que escancia esencia de macho,
y caigo subyugada, doblegada,
mansa al fin, pero completa,
ante la inmensidad latente de tu persona.

Mayte Dalianegra

Pintura: "Evening bolero" (Bolero de la tarde), 2009, Andrew Talbot

Safe Creative #1009227411995

lunes, 11 de octubre de 2010

"EN MÍ, SIN TI", Francisco Álvarez Hidalgo.

Aún sin cerrar los ojos, te reclamo
en las tibias esquinas del recuerdo,
donde el silencio augura que te pierdo,
donde estallas en luces si te llamo.

En ti, sombra de sueño, me derramo,
y, aire tú, sólo el aire abrazo y muerdo;
y este dolor en mi costado izquierdo
subraya que te amé y cuánto aún te amo.

Cómo flotas en mí, cómo navegas
en este mar que soy, mas no sosiegas
las turbulencias que el deseo agita.

En mí, sin ti, te tengo y te carezco,
creo dormir contigo, y amanezco
con esta rebeldía que te grita.

Francisco Álvarez Hidalgo.

Pintura: "Miranda"  o  "The tempest", (La tempestad), 1916, John William Waterhouse.

"SOLEDAD - II", Francisco Álvarez Hidalgo.

Se ha desnudado de su luz el día,
en sombra su color desvanecido,
y sobre el candelabro se ha dormido
la tibia llama que de noche ardía.
Y así, en esta tiniebla muda y fría,
en carencia de ti, no hallo sentido
ni a este mundo en que vivo sumergido,
ni al alma, en lúgubre melancolía.
¿Cómo puede vivir el ermitaño
en soledad tan honda, año tras año,
si a mí ya me bordea la demencia?
Qué silencio opresor, qué negro estado,
qué puñal penetrante en mi costado,
qué nostalgia de ti, qué dura ausencia.

Francisco Álvarez  Hidalgo.

Pintura: "Under the blossom that hangs on the bough", ( Bajo las flores esas que cuelgan de las ramas), 1917, John William Godward.

sábado, 9 de octubre de 2010

"RECUÉRDAME", La Quinta Estación y Marc Anthony.

En el año 2009, el dúo español "La Quinta Estación", afincado en México y compuesto por los madrileños Natalia Jiménez, (vocalista) y Ángel Reyero, (guitarrista), grabaron en Los Ángeles, California, un dueto con el cantante puertorriqueño Marc Anthony. Este tema se tituló "Recuérdame" y constituyó el segundo sencillo del álbum "Sin frenos" de la banda de pop español.

Dedico esta romántica balada al hombre de mi vida, por el contenido de su letra.


sábado, 2 de octubre de 2010

"MONSOON", Tokio Hotel.

En el año 2007, la banda alemana de rock juvenil, "Tokio Hotel", editó un CD en inglés, de título "Scream", (Grito), al objeto de abrirse camino en el mercado anglosajón, con versiones traducidas al inglés de algunos de sus éxitos en lengua germana. El primer sencillo de este álbum fue "Monsoon""Through the monsoon", (A través del monzón), versión inglesa de "Durch den monsun".

Según Bill Kaulitz, el andrógino vocalista de este grupo "teen", escribió la letra de esta canción cuando rompió con su novia y comenzó a echarla de menos; él dijo: "Durch den Monsun  narra la historia de encontrarte con tu amor perdido de nuevo en otro mundo. Y allí asumes todos los riesgos y aventuras, sólo para ver a esa persona nuevamente".


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...